Mejor almohada es la conciencia sana, (La)


Mejor almohada es la conciencia sana, (La)
Que no hay -dice- buen sosiego sin limpia conciencia. Cuéntase que un día el emperador Carlos V suscribió con ligereza cierto privilegio, mas como poco después fuese advertido de que tal otorgamiento era contrario a la justicia, ordenó que le trajesen de nuevo el papel, y mientras lo rasgaba dijo: «Más quiero rasgar mi firma que mi alma.».

Diccionario de dichos y refranes. 2000.